Ir a inicio Bienvenido visitante LOGIN | REGISTRATE
 


Tradicional Foro de Consultas

 


   

 
Buscar respuesta No.:

Consulta no: 101356

Jurisprudencia en relacion a la Nulidad de la Confesion de Imputado ante el Ministerio Publico

Publicado: 2011-02-09 12:53 desde la IP: 187.194.16.71

   Autor: karina.77_NR    
 
Fecha de Ingreso:
Estado de Referencia: Querétaro

Buen dia

Tengo dudas de como se podria anular la confesion de un imado ante el Ministerio Publico,

pues si este no estaba asistido por su defensor particular.

 

Gracias

 
 

   CCARLOS         (Visita mi oficina)
Fecha de Respuesta: 2011-02-09 13:19
 
   

Hola:

Existe mucha jurisprudencia sobre el tema, desde la simple lectura de la Constitución (art.20 B II).............

Solo basta que cheques en IUS, en la S.C.J.N o la cddhcu. 


   Maxwel Smart         (Resumen de Actividades)
Fecha de Respuesta: 2011-02-09 13:47
 
   

Séptima Época

Registro: 234181

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : 187-192 Segunda Parte

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 39

 

MINISTERIO PUBLICO, CONFESION INVALIDA ANTE EL, CUANDO SE OBTIENE DESPUES DE EJERCIDA LA ACCION PENAL.

La confesión vertida ante el representante social carece de validez cuando se rinde después de ejercida la acción penal, toda vez que en ese momento dicho funcionario dejó de ser autoridad investigadora, para convertirse en parte en el juicio.

 

Amparo directo 4657/83. Juan Paz Cardanosa. 3 de octubre de 1984. Cinco votos. Ponente: Carlos de Silva Nava. Secretaria: Margarita Beatriz Luna Ramos.

 

Sexta Época

Registro: 260854

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : Segunda Parte, XLIX

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 31

 

CONFESION ANTE EL MINISTERIO PUBLICO, VALOR DE LA.

La confesión que el quejoso rindió ante el Ministerio Público, tiene todo el valor probatorio que le concede la ley, sin que se hubiesen probado ningunos hechos que le resten dicho valor, ya que la afirmación del inculpado en el sentido de que firmó su declaración sin enterarse de su contenido, no se apoyó en ningún elemento probatorio.

 

Amparo directo 2224/59. Joel González Núñez. 19 de julio de 1961. Cinco votos. Ponente: Manuel Rivera Silva.

 

 

 

Sexta Época

Registro: 261134

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : Segunda Parte, XLIII

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 25

 

CONFESION ANTE EL MINISTERIO PUBLICO.

A la confesión del quejoso rendida ante el Ministerio Público, debe otorgársele todo el valor probatorio que le corresponde como tal, sin que le reste ningún poder de convicción la retractación posterior, si no se adujeron ningunas razones para la misma ni tampoco se allegaron ningunas pruebas para fundarla.

 

Amparo directo 1853/60. René Mendoza Mendoza. 13 de enero de 1961. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Manuel Rivera Silva.

 

 

Sexta Época

Registro: 261496

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : Segunda Parte, XXXIX

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 42

 

Genealogía:

Apéndice 1917-1985, Segunda Parte, Primera Sala, sexta tesis relacionada con la jurisprudencia 71, página 163.

 

CONFESION RENDIDA ANTE EL MINISTERIO PUBLICO. RETRACTACION.

Es del todo inexacta la afirmación hecha por el quejoso en su demanda de que la diligencia en que se encuentra asentada su confesión no está autorizada por el Ministerio Público que actúo en la misma y de que en tal virtud carezca de valor probatorio que le reconoce la autoridad responsable, si puede apreciarse en forma objetiva, del examen de la referida diligencia, que ésta se dio por concluida con la fe dada por el funcionario actuante sobre los objetos materia del robo, funcionario que aparece firmando al pie del acta respectiva, en unión de los testigos de asistencia que intervinieron. Y por otra parte, debe subrayarse el hecho de que la diligencia en cuestión ostenta al margen la firma del acusado quien, además, reconoció al rendir su declaración preparatoria la veracidad de la misma, aun cuando expresó no ratificarla, aduciendo que lo que en ella manifestó lo hizo bajo la presión de los agentes investigadores, quienes lo golpearon tanto a él como a su coacusado, punto éste no comprobado en autos y que carece, en tal virtud, de relevancia.

 

Amparo directo 4830/60. José Cham Vidal. 9 de septiembre de 1960. Cinco votos. Ponente: Juan José González Bustamante.

 

 

Octava Época

Registro: 390358

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Jurisprudencia

Fuente: Apéndice de 1995

Tomo II, Parte TCC

Materia(s): Penal

Tesis: 489

Página: 292

 

Genealogía:

APENDICE '95: TESIS 489 PG. 292

 

CONFESION RATIFICADA ANTE EL MINISTERIO PUBLICO.

Es inexacto que la confesión del reo carezca de validez, si, en primer lugar, no logró demostrar que le fue arrancada por medios reprobados por la ley y, en segundo, la ratificó y amplió ante el instructor, por lo que suponiendo la comisión de arbitrariedades por parte de los miembros de la policía, estuvo en condiciones de denunciar a los agentes o funcionarios respectivos, cosa que no hizo, sino que, como se ha expresado, produjo la ratificación y ampliación.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

 

Octava Epoca:

 

Amparo en revisión 102/89. Teresa López Mendoza. 18 de abril de 1989. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 298/89. Isidro Hernández Herrera y otro. 10 de octubre de 1989. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 464/90. José Arturo Rosario Arellano. 6 de noviembre de 1990. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 38/91. Mauro Silva Arango. 20 de febrero de 1991. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 106/91. Marco Antonio Mena Jucandella. 23 de abril de 1991. Unanimidad de votos.

 

NOTA:

 

Tesis VI.2o.J/131, Gaceta número 42, pág. 123; Semanario Judicial de la Federación, tomo VII-Junio, pág. 148.

 

Esta tesis en su voz y texto coincide con la tesis relacionada con la jurisprudencia número 71 de la Sala Penal de la Suprema Corte, formada durante la Sexta Epoca y que aparece a fojas 162, Segunda Parte, del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1985.

 

Octava Época

Registro: 390347

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Jurisprudencia

Fuente: Apéndice de 1995

Tomo II, Parte TCC

Materia(s): Penal

Tesis: 478

Página: 284

 

Genealogía:

APENDICE '95: TESIS 478 PG. 284

 

CONFESION DEL INCULPADO ANTE LA POLICIA JUDICIAL RATIFICADA ANTE EL MINISTERIO PUBLICO Y NEGADA ANTE EL ORGANO JURISDICCIONAL DEL FUERO COMUN, SIN APOYO EN NINGUN OTRO ELEMENTO DE CONVICCION. VALOR PROBATORIO DE LA.

La confesión de un inculpado vertida ante la policía judicial y ratificada ante el Ministerio Público, pero no ante el órgano jurisdiccional del fuero común, si no tiene apoyo en ningún otro elemento de convicción, queda reducida a simple indicio, en razón, de que por sí sola carece de las suficientes bases de sustentación para darle pleno valor probatorio, al resultar inconsistente por sospecharse que fue efectivamente obtenida mediante violencia, si así lo afirma el inculpado, que si bien resulta eficaz para la emisión del auto de formal prisión, es insuficiente para fincar en definitiva la responsabilidad penal.

TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO CIRCUITO.

 

Octava Epoca:

 

Amparo directo 250/92. Tito Betanzos Celaya y otros. 11 de junio de 1992. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 342/92. Aurora Ortiz Ortiz. 10 de septiembre de 1992. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 364/92. José Luis Trejo Jiménez. 10 de septiembre de 1992. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 100/93. Ramiro Cruz Dorantes y otros. 18 de marzo de 1993. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 738/93. Tomás Cruz López. 6 de enero de 1994. Unanimidad de votos.

 

NOTA:

 

Tesis XX.J/52, Gaceta número 74, pág. 79; véase ejecutoria en el Semanario Judicial de la Federación, tomo XIII-Febrero, pág. 184.

 

 

Novena Época

Registro: 178503

Instancia: Primera Sala

Jurisprudencia

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Tomo : XXI, Mayo de 2005

Materia(s): Penal

Tesis: 1a./J. 66/2004

Página: 144

 

CONFESIÓN RENDIDA ANTE EL MINISTERIO PÚBLICO DEL FUERO COMÚN. NO ES INDISPENSABLE SU RATIFICACIÓN ANTE EL DEL ORDEN FEDERAL PARA QUE TENGA EFICACIA PROBATORIA.

De lo dispuesto en el artículo 20, apartado A, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se advierte que en el procedimiento penal la confesión sólo puede rendirse ante el Ministerio Público o el órgano jurisdiccional para que tenga eficacia probatoria. Ahora bien, si se atiende a que entre los requisitos que señala para que la confesión tenga validez jurídica como medio de prueba, no se encuentra el relativo a que cuando aquélla se rinda ante una representación social distinta de la federal, sea ratificada ante el Ministerio Público de la Federación, y que en términos del artículo 180, primer párrafo, del Código Federal de Procedimientos Penales, para la comprobación del cuerpo del delito y la probable responsabilidad del indiciado, el Ministerio Público y los tribunales gozarán de la acción más amplia para emplear los medios de investigación que estimen conducentes, según su criterio, se concluye que, tratándose de delitos federales, válidamente puede tomarse en consideración la declaración rendida por el acusado, ante el órgano investigador del fuero común, aunque no esté ratificada ante la autoridad federal respectiva.

 

Contradicción de tesis 95/2003-PS. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Cuarto Circuito. 23 de junio de 2004. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Juan N. Silva Meza. Secretario: Manuel González Díaz.

 

Tesis de jurisprudencia 66/2004. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha siete de julio de dos mil cuatro.

Octava Época

Registro: 908995

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tesis Aislada

Fuente: Apéndice 2000

Tomo II, Penal, P.R. TCC

Materia(s): Penal

Tesis: 4054

Página: 1966

 

Genealogía:

Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo XI, mayo de 1993, página 307, Tribunales Colegiados de Circuito, tesis VI.3o.181 P.

 

CONFESIÓN ANTE EL MINISTERIO PÚBLICO. SÓLO TIENE PLENO VALOR PROBATORIO SI LAS DILIGENCIAS RELATIVAS SE AJUSTAN A LAS REGLAS ESTABLECIDAS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS EN MATERIA DE DEFENSA SOCIAL PARA EL ESTADO DE PUEBLA.-

Si las diligencias en las que se rinden las confesiones ministeriales de los inculpados, no cumplen con los requisitos previstos por los artículos del 66 al 73 del Código de Procedimientos en Materia de Defensa Social para el Estado; no puede otorgarse a éstas pleno valor acreditativo, pues debe tenerse presente que las normas procesales son de orden público, por lo que las autoridades deben practicar sus actuaciones y diligencias sujetándose y respetando dichas normas procesales, ya que de no ser así se propiciaría que la Policía Judicial y el Ministerio Público actuaran arbitrariamente en la investigación de los ilícitos. Tales prácticas podrían tener como consecuencia, el que las autoridades judiciales condenaran a personas inocentes. Por tanto resulta imprescindible que las actuaciones de la Policía Judicial y el Ministerio Público se ajusten a los lineamientos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Código de Procedimientos en Materia de Defensa Social para el Estado, y si no es así, no podrá otorgárseles pleno valor acreditativo. Lo anterior se corrobora por lo que establece el artículo 73 de dicho código adjetivo penal que dice: "Las diligencias que practique el Ministerio Público tendrán pleno valor probatorio si se ajustan a las reglas relativas de este código.".

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

 

Amparo directo 565/92.-Julio Velázquez Méndez.-18 de febrero de 1993.-Unanimidad de votos.-Ponente: Jaime Manuel Marroquín Zaleta.-Secretario: Othón Manuel Ríos Flores.

 

Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo XI, mayo de 1993, página 307, Tribunales Colegiados de Circuito, tesis VI.3o.181 P.

 

 

Novena Época

Registro: 188418

Instancia: Primera Sala

Jurisprudencia

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Tomo : XIV, Noviembre de 2001

Materia(s): Penal

Tesis: 1a./J. 91/2001

Página: 9

 

DEFENSOR PÚBLICO EN MATERIA PENAL FEDERAL. DEBE CONTAR CON TÍTULO DE LICENCIADO EN DERECHO.

La fracción IX del artículo 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prevé tres formas a través de las cuales el inculpado puede ejercer su defensa, a saber: a) por sí mismo, b) por abogado, y c) por persona de su confianza; y, además, dispone que en caso de que el inculpado no elija una de estas posibilidades, después de que haya sido requerido para ello, el Juez deberá nombrarle un defensor. En concordancia con esa disposición, el numeral 128, fracción III, del Código Federal de Procedimientos Penales, en lo conducente señala que cuando el inculpado fuese detenido o se presentare voluntariamente ante el Ministerio Público Federal, deberán hacérsele saber los derechos que le otorga la Constitución Federal, entre otros, el de: "... Tener una defensa adecuada por sí, por abogado o por persona de su confianza, o si no quisiere o no pudiere designar defensor, se le designará desde luego un defensor de oficio ...". Ahora bien, esa designación de defensor en materia penal efectuada por el Estado (órgano jurisdiccional o Ministerio Público), debe recaer en un defensor público, el cual, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5o., fracción II, de la Ley Federal de Defensoría Pública, debe contar con título de licenciado en derecho. Lo anterior es así, porque el espíritu del legislador no fue otro que el de otorgar a los gobernados acceso a la justicia, y tal prerrogativa se colma, entre otros muchos aspectos, cuando se da la posibilidad a las personas de escasos recursos económicos, de que durante el desarrollo del proceso al que se encuentran sujetos, estén asesorados por profesionales del derecho, por personas con capacidad en la materia que puedan defender con conocimiento jurídico y suficiente sus intereses, a fin de que su garantía de seguridad jurídica en los procedimientos penales se vea respetada. En contraposición con esa disposición, es claro que la designación que haga el propio inculpado de su defensa puede no satisfacer ese requisito; por tanto, el nombramiento de defensor podrá ejercerlo cualquier persona.

 

Contradicción de tesis 87/99-PS. Entre las sustentadas por el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito. 27 de junio de 2001. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Humberto Román Palacios. Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Eunice Sayuri Shibya Soto.

 

Tesis de jurisprudencia 91/2001. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de tres de octubre de dos mil uno, por unanimidad de cuatro votos de los señores Ministros: presidente en funciones Juventino V. Castro y Castro, Humberto Román Palacios, Juan N. Silva Meza y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Ausente: José de Jesús Gudiño Pelayo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


   Maxwel Smart         (Resumen de Actividades)
Fecha de Respuesta: 2011-02-09 13:47
 
   

Séptima Época

Registro: 234181

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : 187-192 Segunda Parte

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 39

 

MINISTERIO PUBLICO, CONFESION INVALIDA ANTE EL, CUANDO SE OBTIENE DESPUES DE EJERCIDA LA ACCION PENAL.

La confesión vertida ante el representante social carece de validez cuando se rinde después de ejercida la acción penal, toda vez que en ese momento dicho funcionario dejó de ser autoridad investigadora, para convertirse en parte en el juicio.

 

Amparo directo 4657/83. Juan Paz Cardanosa. 3 de octubre de 1984. Cinco votos. Ponente: Carlos de Silva Nava. Secretaria: Margarita Beatriz Luna Ramos.

 

Sexta Época

Registro: 260854

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : Segunda Parte, XLIX

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 31

 

CONFESION ANTE EL MINISTERIO PUBLICO, VALOR DE LA.

La confesión que el quejoso rindió ante el Ministerio Público, tiene todo el valor probatorio que le concede la ley, sin que se hubiesen probado ningunos hechos que le resten dicho valor, ya que la afirmación del inculpado en el sentido de que firmó su declaración sin enterarse de su contenido, no se apoyó en ningún elemento probatorio.

 

Amparo directo 2224/59. Joel González Núñez. 19 de julio de 1961. Cinco votos. Ponente: Manuel Rivera Silva.

 

 

 

Sexta Época

Registro: 261134

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : Segunda Parte, XLIII

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 25

 

CONFESION ANTE EL MINISTERIO PUBLICO.

A la confesión del quejoso rendida ante el Ministerio Público, debe otorgársele todo el valor probatorio que le corresponde como tal, sin que le reste ningún poder de convicción la retractación posterior, si no se adujeron ningunas razones para la misma ni tampoco se allegaron ningunas pruebas para fundarla.

 

Amparo directo 1853/60. René Mendoza Mendoza. 13 de enero de 1961. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Manuel Rivera Silva.

 

 

Sexta Época

Registro: 261496

Instancia: Primera Sala

Tesis Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Volumen : Segunda Parte, XXXIX

Materia(s): Penal

Tesis:

Página: 42

 

Genealogía:

Apéndice 1917-1985, Segunda Parte, Primera Sala, sexta tesis relacionada con la jurisprudencia 71, página 163.

 

CONFESION RENDIDA ANTE EL MINISTERIO PUBLICO. RETRACTACION.

Es del todo inexacta la afirmación hecha por el quejoso en su demanda de que la diligencia en que se encuentra asentada su confesión no está autorizada por el Ministerio Público que actúo en la misma y de que en tal virtud carezca de valor probatorio que le reconoce la autoridad responsable, si puede apreciarse en forma objetiva, del examen de la referida diligencia, que ésta se dio por concluida con la fe dada por el funcionario actuante sobre los objetos materia del robo, funcionario que aparece firmando al pie del acta respectiva, en unión de los testigos de asistencia que intervinieron. Y por otra parte, debe subrayarse el hecho de que la diligencia en cuestión ostenta al margen la firma del acusado quien, además, reconoció al rendir su declaración preparatoria la veracidad de la misma, aun cuando expresó no ratificarla, aduciendo que lo que en ella manifestó lo hizo bajo la presión de los agentes investigadores, quienes lo golpearon tanto a él como a su coacusado, punto éste no comprobado en autos y que carece, en tal virtud, de relevancia.

 

Amparo directo 4830/60. José Cham Vidal. 9 de septiembre de 1960. Cinco votos. Ponente: Juan José González Bustamante.

 

 

Octava Época

Registro: 390358

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Jurisprudencia

Fuente: Apéndice de 1995

Tomo II, Parte TCC

Materia(s): Penal

Tesis: 489

Página: 292

 

Genealogía:

APENDICE '95: TESIS 489 PG. 292

 

CONFESION RATIFICADA ANTE EL MINISTERIO PUBLICO.

Es inexacto que la confesión del reo carezca de validez, si, en primer lugar, no logró demostrar que le fue arrancada por medios reprobados por la ley y, en segundo, la ratificó y amplió ante el instructor, por lo que suponiendo la comisión de arbitrariedades por parte de los miembros de la policía, estuvo en condiciones de denunciar a los agentes o funcionarios respectivos, cosa que no hizo, sino que, como se ha expresado, produjo la ratificación y ampliación.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

 

Octava Epoca:

 

Amparo en revisión 102/89. Teresa López Mendoza. 18 de abril de 1989. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 298/89. Isidro Hernández Herrera y otro. 10 de octubre de 1989. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 464/90. José Arturo Rosario Arellano. 6 de noviembre de 1990. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 38/91. Mauro Silva Arango. 20 de febrero de 1991. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 106/91. Marco Antonio Mena Jucandella. 23 de abril de 1991. Unanimidad de votos.

 

NOTA:

 

Tesis VI.2o.J/131, Gaceta número 42, pág. 123; Semanario Judicial de la Federación, tomo VII-Junio, pág. 148.

 

Esta tesis en su voz y texto coincide con la tesis relacionada con la jurisprudencia número 71 de la Sala Penal de la Suprema Corte, formada durante la Sexta Epoca y que aparece a fojas 162, Segunda Parte, del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1985.

 

Octava Época

Registro: 390347

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Jurisprudencia

Fuente: Apéndice de 1995

Tomo II, Parte TCC

Materia(s): Penal

Tesis: 478

Página: 284

 

Genealogía:

APENDICE '95: TESIS 478 PG. 284

 

CONFESION DEL INCULPADO ANTE LA POLICIA JUDICIAL RATIFICADA ANTE EL MINISTERIO PUBLICO Y NEGADA ANTE EL ORGANO JURISDICCIONAL DEL FUERO COMUN, SIN APOYO EN NINGUN OTRO ELEMENTO DE CONVICCION. VALOR PROBATORIO DE LA.

La confesión de un inculpado vertida ante la policía judicial y ratificada ante el Ministerio Público, pero no ante el órgano jurisdiccional del fuero común, si no tiene apoyo en ningún otro elemento de convicción, queda reducida a simple indicio, en razón, de que por sí sola carece de las suficientes bases de sustentación para darle pleno valor probatorio, al resultar inconsistente por sospecharse que fue efectivamente obtenida mediante violencia, si así lo afirma el inculpado, que si bien resulta eficaz para la emisión del auto de formal prisión, es insuficiente para fincar en definitiva la responsabilidad penal.

TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO CIRCUITO.

 

Octava Epoca:

 

Amparo directo 250/92. Tito Betanzos Celaya y otros. 11 de junio de 1992. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 342/92. Aurora Ortiz Ortiz. 10 de septiembre de 1992. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 364/92. José Luis Trejo Jiménez. 10 de septiembre de 1992. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 100/93. Ramiro Cruz Dorantes y otros. 18 de marzo de 1993. Unanimidad de votos.

 

Amparo directo 738/93. Tomás Cruz López. 6 de enero de 1994. Unanimidad de votos.

 

NOTA:

 

Tesis XX.J/52, Gaceta número 74, pág. 79; véase ejecutoria en el Semanario Judicial de la Federación, tomo XIII-Febrero, pág. 184.

 

 

Novena Época

Registro: 178503

Instancia: Primera Sala

Jurisprudencia

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Tomo : XXI, Mayo de 2005

Materia(s): Penal

Tesis: 1a./J. 66/2004

Página: 144

 

CONFESIÓN RENDIDA ANTE EL MINISTERIO PÚBLICO DEL FUERO COMÚN. NO ES INDISPENSABLE SU RATIFICACIÓN ANTE EL DEL ORDEN FEDERAL PARA QUE TENGA EFICACIA PROBATORIA.

De lo dispuesto en el artículo 20, apartado A, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se advierte que en el procedimiento penal la confesión sólo puede rendirse ante el Ministerio Público o el órgano jurisdiccional para que tenga eficacia probatoria. Ahora bien, si se atiende a que entre los requisitos que señala para que la confesión tenga validez jurídica como medio de prueba, no se encuentra el relativo a que cuando aquélla se rinda ante una representación social distinta de la federal, sea ratificada ante el Ministerio Público de la Federación, y que en términos del artículo 180, primer párrafo, del Código Federal de Procedimientos Penales, para la comprobación del cuerpo del delito y la probable responsabilidad del indiciado, el Ministerio Público y los tribunales gozarán de la acción más amplia para emplear los medios de investigación que estimen conducentes, según su criterio, se concluye que, tratándose de delitos federales, válidamente puede tomarse en consideración la declaración rendida por el acusado, ante el órgano investigador del fuero común, aunque no esté ratificada ante la autoridad federal respectiva.

 

Contradicción de tesis 95/2003-PS. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Cuarto Circuito. 23 de junio de 2004. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Juan N. Silva Meza. Secretario: Manuel González Díaz.

 

Tesis de jurisprudencia 66/2004. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha siete de julio de dos mil cuatro.

Octava Época

Registro: 908995

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tesis Aislada

Fuente: Apéndice 2000

Tomo II, Penal, P.R. TCC

Materia(s): Penal

Tesis: 4054

Página: 1966

 

Genealogía:

Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo XI, mayo de 1993, página 307, Tribunales Colegiados de Circuito, tesis VI.3o.181 P.

 

CONFESIÓN ANTE EL MINISTERIO PÚBLICO. SÓLO TIENE PLENO VALOR PROBATORIO SI LAS DILIGENCIAS RELATIVAS SE AJUSTAN A LAS REGLAS ESTABLECIDAS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS EN MATERIA DE DEFENSA SOCIAL PARA EL ESTADO DE PUEBLA.-

Si las diligencias en las que se rinden las confesiones ministeriales de los inculpados, no cumplen con los requisitos previstos por los artículos del 66 al 73 del Código de Procedimientos en Materia de Defensa Social para el Estado; no puede otorgarse a éstas pleno valor acreditativo, pues debe tenerse presente que las normas procesales son de orden público, por lo que las autoridades deben practicar sus actuaciones y diligencias sujetándose y respetando dichas normas procesales, ya que de no ser así se propiciaría que la Policía Judicial y el Ministerio Público actuaran arbitrariamente en la investigación de los ilícitos. Tales prácticas podrían tener como consecuencia, el que las autoridades judiciales condenaran a personas inocentes. Por tanto resulta imprescindible que las actuaciones de la Policía Judicial y el Ministerio Público se ajusten a los lineamientos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Código de Procedimientos en Materia de Defensa Social para el Estado, y si no es así, no podrá otorgárseles pleno valor acreditativo. Lo anterior se corrobora por lo que establece el artículo 73 de dicho código adjetivo penal que dice: "Las diligencias que practique el Ministerio Público tendrán pleno valor probatorio si se ajustan a las reglas relativas de este código.".

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

 

Amparo directo 565/92.-Julio Velázquez Méndez.-18 de febrero de 1993.-Unanimidad de votos.-Ponente: Jaime Manuel Marroquín Zaleta.-Secretario: Othón Manuel Ríos Flores.

 

Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo XI, mayo de 1993, página 307, Tribunales Colegiados de Circuito, tesis VI.3o.181 P.

 

 

Novena Época

Registro: 188418

Instancia: Primera Sala

Jurisprudencia

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Tomo : XIV, Noviembre de 2001

Materia(s): Penal

Tesis: 1a./J. 91/2001

Página: 9

 

DEFENSOR PÚBLICO EN MATERIA PENAL FEDERAL. DEBE CONTAR CON TÍTULO DE LICENCIADO EN DERECHO.

La fracción IX del artículo 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prevé tres formas a través de las cuales el inculpado puede ejercer su defensa, a saber: a) por sí mismo, b) por abogado, y c) por persona de su confianza; y, además, dispone que en caso de que el inculpado no elija una de estas posibilidades, después de que haya sido requerido para ello, el Juez deberá nombrarle un defensor. En concordancia con esa disposición, el numeral 128, fracción III, del Código Federal de Procedimientos Penales, en lo conducente señala que cuando el inculpado fuese detenido o se presentare voluntariamente ante el Ministerio Público Federal, deberán hacérsele saber los derechos que le otorga la Constitución Federal, entre otros, el de: "... Tener una defensa adecuada por sí, por abogado o por persona de su confianza, o si no quisiere o no pudiere designar defensor, se le designará desde luego un defensor de oficio ...". Ahora bien, esa designación de defensor en materia penal efectuada por el Estado (órgano jurisdiccional o Ministerio Público), debe recaer en un defensor público, el cual, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5o., fracción II, de la Ley Federal de Defensoría Pública, debe contar con título de licenciado en derecho. Lo anterior es así, porque el espíritu del legislador no fue otro que el de otorgar a los gobernados acceso a la justicia, y tal prerrogativa se colma, entre otros muchos aspectos, cuando se da la posibilidad a las personas de escasos recursos económicos, de que durante el desarrollo del proceso al que se encuentran sujetos, estén asesorados por profesionales del derecho, por personas con capacidad en la materia que puedan defender con conocimiento jurídico y suficiente sus intereses, a fin de que su garantía de seguridad jurídica en los procedimientos penales se vea respetada. En contraposición con esa disposición, es claro que la designación que haga el propio inculpado de su defensa puede no satisfacer ese requisito; por tanto, el nombramiento de defensor podrá ejercerlo cualquier persona.

 

Contradicción de tesis 87/99-PS. Entre las sustentadas por el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Tercer Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito. 27 de junio de 2001. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Humberto Román Palacios. Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Eunice Sayuri Shibya Soto.

 

Tesis de jurisprudencia 91/2001. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de tres de octubre de dos mil uno, por unanimidad de cuatro votos de los señores Ministros: presidente en funciones Juventino V. Castro y Castro, Humberto Román Palacios, Juan N. Silva Meza y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Ausente: José de Jesús Gudiño Pelayo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


   Maxwel Smart         (Resumen de Actividades)
Fecha de Respuesta: 2012-08-22 10:44
 
   

De nada.


   ZETH         (Visita mi Cubículo)
Fecha de Respuesta: 2012-08-22 10:47
 
   

asi es Maxwel, ese es el riesgo que se corre cuando uno les hace la tarea a los estudiantes o cuando uno les saca las papas del puego a los Pseudo Abogados... porque, para que querria un mortal saber sobre jurisprudencia especifica?? 

en fin.


   Maxwel Smart         (Resumen de Actividades)
Fecha de Respuesta: 2012-08-24 12:47
 
   

Pues si.... para eso está el foro de tareas.... pero no lo usan.

:(




 
Nota: Le sugerimos NO "copiar y pegar" de cualquier procesador de texto, es preferible escribir aqui mismo su respuesta.


Para responder consultas en el Foro deberás estar registrado.

  

mexicolegal.com.mx no se hace responsable por la información que sea publicada en los foros de discusión, es responsabilidad solamente de quién las publica.

mexicolegal.com.mx no está asociado con ningún despacho, ni abogados, ni instituciones públicas o privadas.

mexicolegal.com.mx no se hace responsable por el uso que se le dé a la información que sea publicada como contenido de una consulta o respuesta.



Nuestra Columna de Hoy

Protección a narcos.


lic. humberto  adamo corona ramírez, este licenciado es fiscal desconcentrado de la procuraduría general de justicia del d. f. en la delegación de coyoacán y desde su cargo protege a narcotraficantes como alejandro del cerro, mucho ojo pgr. 

...

[Ver articulo completo]
Por: juanderecho33
 
Me gusta

Columna leida: 1079681 veces.
Lecturas completas: 259